Vacaciones!! Los favoritos que no faltan en mi maleta

Escrito por - agosto 12, 2018



Pues eso, que me voy de vacaciones con la familia, oouuuu yeeeaaaaaa!!!
No iba a escribir ninguna entrada hasta la vuelta para contarte a qué sitios hemos ido y las locuras que nos han pasado. Pero me he puesto a hacer la lista de cosas que me tengo que llevar y esa lista se ha transformado en varias listas y sublistas con epígrafes, índices y hasta apuntador. Mira que un niño requiere de logística para moverte de casa... pero bueno ese es otro tema que merece una entrada como dios manda más adelante. Así que entre apunte y apunte me ha venido la idea de despedirme del blog por vacaciones con una entrada de las que a mí me gusta leer cuando no me apetece profundizar en temas trascendentales, de las ligeras, rápidas y prácticas... marchando una de favoritos del verano!!. Porque aquí donde me ves soy una cotilla empedernida y me gusta ver qué cosas usa la gente y su opinión. Luego voy corriendo a comprarme lo que aconsejan con la ilusión de que a mí me van a ir igual de bien y pensando "acierto fijo", hay veces que sí que es un acierto y otras un fiasco, "otra que me han colado haciendo publicidad". Pero bueno, esta entrada no va de eso, esto va de tomarnos un café y contarte lo que me está gustando muchísisisisimo usar y me voy a llevar de vacaciones, las cosas que en plan confianza le cuentas a tu amiga en un desayuno cualquiera.

Una playa, la brisita del mar, la soledad que encuentras estando tumbada en la toalla inmersa en la historia de un libro que te encanta, te dan escalofríos de lo a gusto que estás... qué risa!! De esta bucólica estampa lo único que puedo rescatar es el libro, bueno, y el escalofrío que me da pensar en un día de playa con un niño que no está quieto ni un segundo. De manera que me he venido arriba y me he comprado un libro para leer estas vacaciones. ¿Lo conseguiré? A la vuelta te lo cuento. He elegido este de Elisabeth Benavent. Tengo que reconocer que sus historias me encantan, es una lectura ligera y entretenida, justo lo que necesito estos días. Fuimos canciones se viene conmigo en mi maleta.


En segundo lugar, un gran descubrimiento, la hidratante corporal de Neutrógena, ya no puedo vivir sin ella. No suelo ser fiel a una crema hidratante, me canso y siempre pienso que puede haber algo mejor por probar. Últimamente tengo la piel del cuerpo más bien tirando a seca y sensible y las cremas que estaba usando no me daban la hidratación suficiente, así que pedí consejo en la farmacia de confianza y las chicas me aconsejaron que probara esta que había salido especial para verano. La textura es en gel y es muy fresquita de poner (con estos calores se agradece). Pero lo más importante es que hidrata súper bien,  pone que contiene ácido hialuróricon no sé cuanta concentración tendrá pero a mí me funciona, no he probado otra que me guste más que esta (ni si quiera de la misma marca) así que estoy rezando para que no la quiten en invierno.

Otra cosa que no puede faltar en la maleta son tus olores preferidos. A mi me encantan estos dos. La verdad es que la de Roger Gallet lo uso todo el año, pero me gusta todavía más en verano. Los perfumes de esta marca son muy originales, a mí me evocan a naturaleza, cada uno es muy especial y me gustan la mayoría, aunque termino por repetir con este: Gimgembre Rouge. El que sí me compro nada más llegar el calorcito es el agua de colonia Sunflowers de Elisabeth Arden, es un olor fresco de ese que te puedes poner los flus flus que quieras que no te va a cargar.


Qué sería de mí sin los pañuelos o los sombreros!! desde que dejé de darle el pecho a mi hijo Luca el pelo se me ha caído de forma increíble y me ha cambiado totalmente, a peor quiero decir. Así que eso de llevar la melena suelta es todavía una utopía para mí, tiro de pañuelos o vandanas para tener un aspecto "decente".  La verdad es que se ha convertido en un accesorio más del que no me puedo desprender. Hay mil y una manera de ponértelos, solo hay que buscar un poco por Youtube para ver tutoriales muy didácticos y encontrar cual es el que más te favorece. Esta es mi última adquisición para las vacaciones, es de stradivarius y el color me encanta.




Y por último, algo que he descubierto desde que soy mamá son los bañadores. Siempre he pensado que los bañadores eran para las mujeres mayores o la mamás y vaya!, resulta que ya soy una mujer mayor y una mamá (en este momento me estoy partiendo de la risa conmigo misma), va a ser que era cierta mi premonición a cerca de los bañadores porque ahora me parecen de lo más favorecedor del mundo, y para nada solo para mujeres mayores!. Los hay todas las formas y colores pero déjame que te de un consejo, ni se te ocurra comprártelos por internet, te lo digo por experiencia. Me he comprado varios y sólo me ha valido uno. Los bañadores son como la ropa interior y no se pueden devolver, así que ojo!. A no ser que estés muy segura de tu talla y de la forma del bañador y de que sea una página de confianza no lo hagas, o te verás abriendo un perfil en Chicfy sólo para vender bañadores (sí, como te lo cuento). Lo mejor, ir a la tienda y probártelo todo. Este de la foto es mi favorito, lo compré en Rosegal muy baratito.

Pues esto es lo que te quería contar hoy, no me da tiempo a más porque están esperándome las maletas y no me da la vida como diría Lucía Be. Espero que disfrutes de lo que queda de vacaciones (si las tienes), saborees muchos helados, des paseos al fresco de la noche, vayas a ver una peli a un cine de verano, te des muchos bañitos frescos y te eches muchas siestas. Pero sobretodo no olvides disfrutar de las vistas durante el camino, yo intentaré hacer lo mismo.

Besos,
Vanesa.



You May Also Like

2 comentarios

  1. Tomo nota de todo!

    Me alivia saber varias cosas que sólo creía que me ocurrían a mi: pensar que las cosas que anuncian o que te recomiendan son mejores que las que ya tienes; es como, vaya y si... Y acabas sucumbiendo. A veces es un acierto y otras no tanto. Lo único que me retiene para no sucumbir es que hay que mirar la pela 😂

    Y la segunda cosa son, sí, bingo, los bañadores. Lo que me he podido reír al leerlo. Y es que eso de los bañadores era cosa de mi madre que es una maniática que nunca le queda bien ninguno y cada año cambia de modelo, y sí, de las abuelita. Pero aquí estamos, mamá de dos nenes con sus respectivos embarazos, y por muchas cremas y potingues, a mi las estrías se han adueñado de mi barriga... Así que entre el mapamundi de ríos que me ha quedado y la flacidez, la opción de un bañador mono me apasiona. Eso sí, te haré caso y el próximo me lo compro de tienda que Internet es muy goloso pero nada fiable!

    Felices vacaciones preciosa! Te espero para tu entrada postvacacional!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Bea!, te leo tarde porque acabo de volver de vacaciones, pero mañana mismo me pongo a escribir el post de la semana que viene! Un besazo!!

      Eliminar